Archivo de la categoría: Plagas

Un dron, nueva herramienta para aplicar el hongo que protege frente al picudo

Este modelo está equipado con cuatro hélices y puede depositar hasta 1,5 kilos de sustancia sobre la palmera

Técnicos de diversos municipios de varias comunidades autónomas, distribuidores de plaguicidas y viveristas han asistido en Abanilla a una demostración para la aplicación del hongo Beauveria bassiana en palmeras afectadas por picudo rojo mediante un dron. Glen Biotech –empresa nacida de la Universidad de Alicante- comercializa este tratamiento biológico bajo la denominación comercial de Phoemyc.

La altura que alcanzan las palmeras obliga a utilizar diversas herramientas para depositar el hongo sobre la valona. A la ya conocida pértiga, se le suma ahora el Dron Fumi Control, desarrollado por Dronics Innovation Consulting Services en colaboración con la Associació Catalana d´Aeronaus No Tripulades (ASCANT).

Este modelo ha sido desarrollado específicamente para la aplicación de Phoemyc, está equipado con cuatro hélices y puede depositar hasta 1,5 kilos de hongo sobre la palmera. El presidente de ASCANT, José Martínez, anunció a los asistentes la posibilidad de emplear drones con mayor número de hélices que permiten transportar mayor cantidad de producto y resultan más eficaces en condiciones de viento desfavorables.

Antes de la demostración, los asistentes fueron informados de la acreditación necesaria para el manejo de estos aparatos, la normativa actual para el vuelo de drones que los hace depender de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea y sobre el anteproyecto de Ley que se encuentra en las Cortes y que, según ha trascendido, permitirá realizar vuelos nocturnos y volar sobre núcleos urbanos bajo el control y en coordinación con los aeropuertos.

El dron va dirigido a profesionales especializados en el mantenimiento de espacios verdes, administraciones públicas con parques y jardines a su cargo y con competencias en materia de sanidad vegetal.

La demostración tuvo lugar en Abanilla, cuyo palmeral histórico está afectado por la plaga de picudo rojo y cuyo Ayuntamiento trabaja en colaboración con el de Elche para el desarrollo de una estrategia que permita poner freno al avance de la plaga.

Los asistentes fueron recibidos en el Ayuntamiento por el alcalde de Abanilla, Ezequiel Alonso, quien acudió, junto a técnicos de su municipio y al resto de invitados por Glen Biotech, a la demostración de vuelo en campo abierto. También estuvo presente el concejal de Medio Ambiente y Palmeral de Elche, Antonio García, junto a técnicos de su municipio y de los ayuntamientos de Pilar de la Horadada, Málaga y Benalmádena. También asistieron representantes de la empresa de distribución de productos de jardinería, Percofán; Viveros Toscal, de Jávea; y Doctor Árbol, especializada en arboricultura y gestión de ejemplares de gran porte.

Fuente: La verdad.es

Drones para detectar intrusos nocturnos en fincas agrícolas y ganaderas

Los robos en el campo traen de cabeza a muchos agricultores y ganaderos. Un “dron”, equipado con sistema de sensores nocturnos e infrarrojos, puede detectar visitas nocturnas indeseadas en las fincas agrícolas y ganaderas. Una solución tecnológica que puede facilitar la lucha contra las sustracciones en el campo.

Un proyecto de I+D permitirá detectar intrusos en fincas agrícolas y ganaderas durante la noche a través de aeronaves no tripuladas (UAS/RPAS), más conocidos como “drones”, provistas de sensores infrarrojos y cámaras termográficas controladas de forma remota.

En un comunicado, la Fundación Andaluza de Desarrollo Aerospacial (FADA) ha explicado que desarrollará este nuevo proyecto, denominado “Mochuelo”, a través del Centro de Vuelos Experimentales Atlas, y que estará dirigido a mejorar la vigilancia y seguridad de las explotaciones agrícolas.

La detección de intrusos en los campos se basará en la aplicación de la tecnología de termografía, que a través del uso de cámaras ofrece un gran contraste de presencia de personas y animales por la noche, basado en el calor que emiten.

El director general de FADA, Joaquín Rodríguez Grau, ha señalado que el objetivo es “demostrar que es posible que estas plataformas no tripuladas patrullen en entornos agroforestales por la noche y puedan detectar la presencia de personas que no deberían estar ahí a esas horas“.

La iniciativa, que acaba de comenzar y que está previsto finalice a mediados de año, se llevará a cabo inicialmente sobre las fincas de olivar situadas en el entorno del Centro Atlas, en Villacarrillo (Jaén), aunque su uso será extensivo a cualquier explotación agrícola.

Para ello, ha suscrito un acuerdo con la Diputación de Jaén, que aporta 90.000 euros, para que estos drones equipados con un sistema de sensores nocturnos e infrarrojos “vigilen” las fincas y “eviten así los robos o intrusiones no permitidas en ellas”.

“Drones” para luchar contra los robos en fincas agrícolas. Fotografía termográfica de un campo de cultivo realizada desde un dron. Foto: Cedida por FADA-Catec

Para el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, “se trata de un proyecto que puede ser muy útil en muchos territorios, pero especialmente en una provincia como Jaén, con más de 66 millones de olivos, en la que cada año se producen multitud de denuncias por robos en el campo“.

Grau ha remarcado que el Centro Atlas dispone de tecnología única para el vuelo de aviones no tripulados fuera de línea de vista, es decir, que vuelen a más de 500 metros de su operador, algo que sólo se puede hacer en situación de emergencia o en un espacio aéreo segregado.

Ha añadido que cuenta con “el único espacio segregado para uso civil certificado por la Agencia Espacial de Seguridad Aérea (AESA), lo que supone una gran ventaja competitiva y lo convierte en el único de España donde se puede desarrollar este proyecto”.

Fuente: EFEAGRO Madrid

Los drones en la agricultura del futuro

Cada día la información generada por estos dispositivos resulta más imprescindible para la toma de decisiones eficientes.

Es así, que hoy resulta posible pensar en contar con imágenes instantáneas, de calidad y a muy bajo costo a bordo de drones equipados con GPS. Diseñados para salir desde una base, realizar el vuelo prefijado con un software y, una vez terminada la tarea, volver a la base para cargar la batería y quedar listos para el próximo vuelo.

Dron con cosechadora

Entre las ventajas de este tipo de dispositivos, hay que destacar  la mejora en la capacidad de “conocer la variabilidad de los lotes, realizar un seguimiento de los cultivos que permita anticiparse a las plagas y enfermedades, sectorizar ambientes de malezas, detectar fallas de siembra o fertilización si las hubiese, o bien un simple recorrido a campo cuando se dificulta el acceso a pie”.

En los próximos años serán clave las empresas que brinden el servicio de drones y, a su vez, sean capaces de hacer una devolución de esos datos procesados y analizados.

Así, ya no resulta impensado creer que un dron será capaz de tomar fotografías multiespectrales y, en tiempo real, Camara multiexpectralNo cabe ninguna duda, que los agricultores que se suban a este “carro” y se preparen para acumular, procesar y analizar estos datos serán los más prósperos.

“Ya no hay dudas de que el negocio futuro del agro va de la mano de poder diferenciar los productos mediante el uso y manejo de datos.”.

Hoy es posible recoger datos de un equipo mediante un teléfono celular y a distancia, compartirlos entre diferentes equipamientos, procesarlos georeferenciada y automáticamente, y generar un vínculo de gran fluidez de información entre los operarios, productores, asesores y proveedores.

En el conjunto seria un sistema agropecuario conectado mediante las tecnologías de la agricultura de precisión en el que se mostrará todos los eslabones de la cadena productiva. Allí, se verá el trabajo de siembra, fertilización, pulverización y cosecha con un relevamiento de datos georreferenciados y con trazabilidad de procesos.